Coches híbridos | ¿Qué tienen de especial?

    Los coches híbridos : Una historia más larga de lo que crees

    Fue allá por 1896 cuando Dowsing y Epstein sacaron a la luz sus ideas de hibridación en paralelo, inventando poco después Dowsing lo que se podría considerar el primer híbrido de la historia. Muy rudimentario, por supuesto.

    Ha llovido bastante desde entonces hasta llegar a nuestros días, donde es normal toparse por la calle con uno de estos modelos, incluso podríamos hablar de “moda híbrida”. Aquí vamos a analizar cuál es el futuro inmediato de los híbridos.

    ¿Pero qué es un coche híbrido?

    Básicamente es un vehículo que en su interior encontramos un motor tradicional junto a un motor eléctrico. La cosa no es tan sencilla como suena, meter un segundo motor dentro de un coche es todo un quebradero de cabeza para los ingenieros automovilísticos ya que requiere de unos sistemas y unos medios que dan como resultado final un coche con menos consumo y que contamina menos, sí, pero también notablemente más caro.

    Hay varias investigaciones en marcha que pueden dejar desactualizada la idea de coche híbrido igual a coche con baterías. Entre ellas el volante de inercia, una tecnología ya usada en agricultura e industria.

    ¿Ventajas de este sistema? Mientras que las actuales baterías nos proporcionan de 15 a 25 kilovatios, los volantes de inercia pueden dar 60 kilovatios con el añadido de que ocupa menos espacio que las baterías.

    La desventaja es que estos volantes tienen una autonomía muy corta. Esto unido a que los volantes han de ir sellados al vacío supone un serio reto para los fabricantes, puesto que los sellos que conectan al volante con la transmisión no son totalmente estancos.

    Otros apuntan que para ver el futuro del coche híbrido hay que mirar a las nuevas baterías de níquel-zinc. Estas baterías pueden ofrecer un 30% de autonomía extra, recargas más rápidas y cuestan un 25% menos que sus competidoras.

    Como añadido, estas baterías no precisan de sistemas especiales para refrigerarse. ¿O quizás el futuro esté en las baterías de Polímeros de Litio? Quién sabe, pero en lo que estamos de acuerdo es que es en la autonomía de los de estos vehículos donde se decidirá si se consolida como alternativa esta “moda híbrida”. Los coches eléctricos están llamados a convertirse en el principal medio de transporte en un futuro no muy lejano, a su vez también han surgido otro tipo de coches que utilizan otros combustibles como son los coches híbridos y los coches ecológicos.

    Unos vehículos contaminan más que otros pero, en general, la contaminación es mucho menor que los automóviles actuales que usan gasolina o gasoil. En esta página os iremos informando sobre las novedades que surjan al respecto.

    Pero, cuál es el precio de un coche híbrido?

    Cierto es que el precio de los coches del futuro, que no contaminan o contaminan en menor medida, son mayores que el precio de los coches convencionales que consumen mayormente gasolina o diésel.

    Los coches del futuro a los que me refiero son varios, entre ellos destacan los coches híbridos. Los coches híbridos cuestan más que los coches cuyo funcionamiento se basa única y exclusivamente en la gasolina o diésel.

    Como ya he nombrado en alguna ocasión, los coches híbridos son rentables en ciertas ocasiones mientras que en otras ocasiones no lo son tanto. Si vas a utilizar el coche híbrido por ciudad, la rentabilidad al usar un coche híbrido es mayor.

    Si tenemos en cuenta que por ciudad, los coches híbridos pueden utilizar su motor eléctrico para funcionar, podemos deducir que el gasto en combustible (en este caso sería la electricidad) sería mucho menor que si funcionaran con la ayuda de la gasolina.

    ¿Son rentables los coches híbridos ? Los coches híbridos se estiman que empiezan a ser rentables cuando realizamos 7.500 kilómetros anuales por ciudad; sin embargo, si circulamos por autopista, autovías o carreteras secundarias debemos realizar 20.000 kilómetros anuales para rentabilizar el automóvil.

    Coches híbridos Plug-in (PHEV)

    Los vehículos híbridos plug-in, conocidos por las siglas en ingles PHEV están a medio camino entre un vehículo eléctrico puro y un híbrido. Disponen de un motor de combustión junto con otro eléctrico, ambos usados para mover el vehículo, a diferencia de los vehículos eléctricos de autonomía extendida donde el motor eléctrico es el único que transmite tracción a las ruedas.

    La mayor diferencia entre un coche híbrido plug-in y uno convencional es que sus baterías pueden ser recargadas enchufando el automóvil a la red domestica eléctrica, mientras que en los híbridos convencionales las baterías son recargadas o bien mediante sistemas de recuperación de energía en la frenada o mediante el motor de combustión.

    El poder recargar las baterías enchufándolo directamente a la red eléctrica permite a los automóviles híbridos plug-in ofrecer una mayor autonomía en modo eléctrico, debido al mayor tamaño y eficiencia de sus baterías, permitiendo circular entre 20 y 40 kilómetros en modo eléctrico y después seguir combinando el motor eléctrico y el de combustión convencional, mientras que un vehículo híbrido convencional puede recorrer solamente 2-3 kilómetros en modo eléctrico a velocidades no superiores a 50 km/h.

    De esta manera, el consumo y las emisiones de CO2 se reduce hasta unos 2 l/100 km y 50 g/km aproximadamente.

    Otro aspecto positivo del hecho de poder enchufar el vehículo a la red domestica, y disponer del motor de combustión para trabajar en combinación con el eléctrico una vez la carga de la batería sea baja, es que resolvemos uno de los principales problemas de los vehículos eléctricos, que es la falta de una infraestructura adecuada de recarga, lo que hace que su problema de autonomía sea aun mayor, cosa que no pasa en los híbridos plug-in.

    Los coches híbridos plug-in representan la mejor solución de transición para reducir las emisiones y consumos mientras que se sigue investigando en el desarrollo de nuevas baterías con una mayor capacidad y rapidez de carga, que permitirán en el futuro realizar trayectos de 400 kilómetros con tiempos de recarga de apenas 15 o 20 minutos.

    Mientras tanto los híbridos plug-in son la solución ideal para aunar autonomía y bajos consumos y emisiones. Los coches eléctricos están llamados a convertirse en el principal medio de transporte en un futuro no muy lejano, a su vez también han surgido otro tipo de coches que utilizan otros combustibles como son los coches híbridos y los coches ecológicos.

    Unos vehículos contaminan más que otros pero, en general, la contaminación es mucho menor que los automóviles actuales que usan gasolina o gasoil. En esta página os iremos informando sobre las novedades que surjan al respecto.